Bego y Sergio

Nos casamos!! No se lo van a creer.Queríamos una boda íntima, algo pequeño con nuestros familiares y amigos más cercanos. Y si haciámos una barbacoa? Esas eran las primeras cosas que pasaron por nuestra cabeza. Al final las cosas se fueron complicando y cuando nuestros wedding planners nos preguntaron si ya teníamos decidido el fotógrafo, les dijimos que ni siquiera habíamos pensado en ello así que empezó la busqueda. No queríamos un fotógrafo tradicional de posados y fotos que no contarán nada. Queríamos que esas fotos nos recordarán todos los momentos que íbamos a vivir ese día.

Una tarde interneteando nos topamos con el blog de F2studio y después de ver algunas fotos y un par de slide shows supimos que eran nuestros fotógrafos. Eran fotos tan bonitas y tan emocionantes… Eso es lo que buscabamos.

Cuando conocimos a Javi fue como estar con un amigo, le contamos nuestro plan, no iba a ser una boda muy tradicional, le encantó la idea. Y… no queremos posados. Entonces él nos dijo: “Nosotros vamos a venir, aprovecharlo” y nos propuso hacer algo que se llama “fisrt look”, nosotros con cara de poker, le miramos y nos contó que consistía en quedar antes de la ceremonia como dice su nombre y captar la emoción de esa primera visión de los novios. Nos parecio una idea genial y tras decidir que ese sería el plan. La conversación ya se inclino hacia temas, rollo pues yo salgo fatal o no tenemos ni idea de posar de hecho si posamos la liamos, jaja. Fue una charla muy divertida y nos dejo con ganas de que llegara el día.

Cuando llegó ese día, ellos, ya que aquí aparece en escena la otra parte de f2, José. Habían explorado, y mucho, damos fe. La zona donde ibamos a hacer el “first look”, donde iba a ser la ceremonia y el fieston. Conocían la zona mejor que nosotros. El first look fue muy divertido a pesar del viento y a pesar de lo que pudiesemos pensar, muy natural, y eso se deja ver en sus fotos y eso que nosotros no queriamos pero gracias a Javi y a José tenemos unas fotos preciosas, oye!! y guapos y todo, que lo dicen nuestras madres. El resto del día fue genial, casi no los vimos pero sus fotos reflejan que estaban en el momento y en el lugar.

Gracias a ellos podemos disfrutar de nuestro día una y otra vez. Y sólo podemos decir que fue una gran elección para un gran día.

Una imagen vale más que mil palabras y sus fotos lo dicen todo.

Muchas gracias chicos.

-Bego y Sergio

Cuéntanos que te parece