Laura y Kevin

Lo primero que nos gustaría decir es que estamos muy contentos y agradecidos de que Javi y Jose fueran los fotógrafos de nuestra boda ya que realmente pensamos que sin ellos nada habría sido igual. Gracias a su trabajo, hemos podido descubrir y revivir muchos maravillosos momentos que nos perdimos ese día. Momentos de emoción y de lágrimas, pero también de felicidad y de risas. Porque ellos si que no se perdieron ninguno, y sin que apenas nos diéramos cuenta de su presencia supieron captar con su ojo artístico la historia completa de lo que paso en ese día para después entregárnosla en una llave USB llena de fotos que es como una llave mágica.

Gracias a ellos tenemos justo las fotos que queríamos, con las que reviviremos nuestra boda toda la vida. Recordaremos esos momentos de tensión mientras nos vetíamos y ensayábamos nuestros discursos en casa o las risas cuando Kevin a la hora de intercambiar anillos me intento poner el suyo, el momento del beso que a juzgar por la cantidad de fotos que tenemos de él debió durar muchísimo, la emoción y las lagrimas de felicidad de los invitados o los momentos que vivimos durante los conciertos y la fiesta.

No se como lo hacen pero tienen la formula mágica para estar donde tienen que estar y captar esos momentos únicos de los que nosotros ni nos dimos cuenta. Son muy profesionales y unos apasionados de su trabajo, se nota que le gusta lo que hacen y mucho. Ademas son super sociables, majos y muy pero, que muy pacientes.

Por todo esto y mucho más, os los recomendaría hasta el infinito. Una y mil veces mas, millones de gracias de todo corazon!”

-Laura

Cuéntanos que te parece