Yanina e Iván

Yanina, tranquila, respira hondo, no hay prisa porque sin ti esto no va a empezar”. Estas eran las sabias palabras que Javi me regaló la mañana de la boda, en un momento que pensaba que alguien había cerrado el grifo de aire. Ese día eres puro nervio con piernas y un vestido blanco, por eso siempre agradeceremos que supieran estar en todas partes sin interceder. Sabían cómo captar cada instante, cada mirada, sin que apenas te dieras cuenta que estaban ahí. Teníamos claro que queríamos unos fotógrafos que bailaran al son de los acontecimientos, sin excesivos posados artificiales. Deseábamos abrir el álbum de fotos de nuestra boda y encontrarnos todos los momentos que ese día la adrenalina te impide ver aunque estés mirando. Lo consiguieron… ¡y de qué manera!

Conseguir que los chicos de F2studio estén contigo en tu boda es como pedirle a tu mejor amigo que te haga las fotos y… ¡saber que serán increíbles! Gracias por vuestra profesionalidad y por ponernos las cosas tan fáciles. Por acceder a todas nuestras peticiones con una enorme sonrisa. Pero gracias, sobre todo, por convertir en imagen la magia del día más feliz de nuestras vidas.

-Yanina

Cuéntanos que te parece